jueves, 14 de mayo de 2009

GESTIÓN DE RESIDUOS SANITARIOS

¿Cómo se eliminan los residuos hospitalarios?

Residuos urbanos, biosanitarios, citostáticos, químicos y radiactivos, entre otros, forman parte de la gran cantidad de basura que producen los centros sanitarios cada día. Éstos se clasifican y eliminan por procedimientos especiales para garantizar la seguridad en el medio hospitalario y de la población.


Residuos urbanos

Dentro de la clase I, se encuentran materiales como aceite doméstico, colchones, latas, papel, vidrio, cartón, plástico, mobiliario, escombros, latas, madera, restos de poda (jardinería) y de comida, y residuos electrónicos que se consideran peligrosos, como los tóners y los tubos fluorescentes que precisan un tratamiento especial.
Se generan en servicios de administración y consultas de hospitales, salas de espera, cocina, cafetería, comedor, almacenes, vestuarios, despachos y puntos de mantenimiento, entre otros.
Sin embargo, sólo algunos de estos residuos son reciclables.

Junto a esos residuos urbanos, también hay otros, los biosanitarios o de la clase II que no suponen ningún peligro y que reciben el mismo tratamiento de eliminación que los urbanos. Entre ellos se encuentran materiales como vendajes, gasas, sondas, guantes, apósitos, tubuladuras, filtros de diálisis, bolsas de sangre vacías, equipos de goteos, bolsas de orina...
L
os hospitales se encargan de segregar estos restos y, para eliminarlos, caben dos posibilidades. Una de ellas es contratar a una empresa autorizada a retirar los residuos sólidos urbanos para transportarlos a unos depósitos, y más tarde a vertederos. La otra posibilidad es que el Ayuntamiento los transporte al vertedero y otras empresas lo distribuyan posteriormente.


Residuos biosanitarios


Los residuos biosanitarios de tipo III son contagiosos o infecciosos. Son agujas, bisturíes e instrumentos cortantes y punzantes. Normalmente proceden de curas a enfermos infecciosos, laboratorios y servicios especiales, anatomía patológica, unidades de cuidados intensivos, quirófanos, urgencias y maternidad.
Debido a la peligrosidad que entrañan para la salud laboral y pública y el medio ambiente, se depositan en recipientes especiales. Los negros son para residuos biosanitarios, los azules para citotóxicos y los amarillos para instrumentos punzantes y cortantes.

Citostáticos y radioactivos

Los residuos radiactivos -clase VII- no se generan en todos los hospitales, sino en aquellos que tengan unidades de tratamiento con radioterapia, medicina nuclear y en ciertos laboratorios. Son todas aquellas materias radiactivas que se desechan al no ser utilizables, así como los productos contaminados con este material radiactivo. Dentro de estos residuos radiactivos hospitalarios puede haber residuos sólidos, líquidos y de baja intensidad


Vertidos industriales

Por último, los hospitales también producen vertidos industriales que se eliminan a través del agua. Cada hospital tiene un tipo de pH (medida de la acidez) del agua y tiene reconocida la autorización de vertidos por parte de cada Ayuntamiento, es decir, cada consistorio fija las condiciones de los residuos que se pueden verter a las aguas residuales.

MEJORAR ES POSIBLE


Un aspecto que contribuiría a mejorar notablemente el proceso de recogida de residuos sanitarios y que lo simplificaría sería que, en la medida de lo posible, las empresas proveedoras de material se hicieran cargo de sus propios residuos.

No obstante, a pesar de estas observaciones, en la actualidad la segregación, retirada y eliminación de residuos sanitarios se realiza de forma adecuada, conforme a lo establecido por las distintas normas. Todo el personal sanitario trabaja concienzudamente en la buena eliminación de estos residuos, ya que sus miembros son los primeros interesados en que funcione bien por su propia seguridad. Existe una gran vigilancia en torno a estos procesos y los servicios de Prevención de Riesgos Laborales, que se hallan en el seno de cada centro hospitalario, también velan por que se apliquen los procedimientos correctos y por la seguridad de los profesionales sanitarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada